Blog de Sin Tapujos

SEXO ANAL

https://www.youtube.com/watch?v=MDtz5cdkaEs&list=PLIYr154wavu5sruTaKnt2CCNQl3iLHrEI

La mayoría de los hombres tienen entre sus fantasías sexuales realizar el sexo anal con sus parejas, tema que es un completo tabú, pero muchos se abstienen tan sólo de proponerlo por el temor al rechazo o de ser tachados de enfermos.

Una de las principales causas por las que las mujeres se niegan a practicarlo es porque duele, lo que es un mito. El sexo anal duele si la persona no se relaja y si no usa lubricante con un poco de anestésico, como los que venden en las tiendas de sexo, porque el esfÍnter anal es estrecho y no lubrica como lo hace la vagina.

Ningún tipo de sexo debe doler. El dolor sólo indica que el ano no está bien relajado y abierto, y es un mensaje del cuerpo que está pidiendo más suavidad o más tiempo. Para tener sexo anal se deben olvidar los afanes, el sexo brusco y debe penetrarse a la pareja con mucha suavidad para evitar cualquier molestia.

Para acostumbrar al ano a la sensación de ser penetrado se pueden usar dilatadores anales. Sólo se hecha un poco de lubricante al dilatador y al ano y se deja por unos minutos mientras éste dilata. Esto va a favorecer la penetración y la relajación del esfínter.

Este ejercicio puede realizarse en pareja y el hombre también puede ser penetrado con objetos sexuales, así puede estimularse la glándula prostática lo que genera gran placer en algunos hombres. Como en cualquier tipo de sexo se recomienda siempre el uso del condón desde el principio de la penetración para evitar cualquier infección.

Si se atreven a practicar el sexo anal lo importante es que los dos compartan las ganas de hacerlo y se sientan tranquilos con la decisión. En la sexualidad todo lo que se haga debe ser de común acuerdo y no por obligación o sólo por darle gusto a la pareja, sino que ambos deben disfrutarlo plenamente.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: