Blog de Sin Tapujos

SEXO CON SENTIDO

Escrito por sintapujos 15-01-2016 en Sexualidad humana. Comentarios (0)

La sexualidad es un aspecto importante en la vida de las personas, porque somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos. Una sexualidad plena se disfruta cuando se realiza con sentido y ello se da cuando pasa de ser sólo un acto físico, de desnudar dos cuerpos, a descubrir las almas.

Se convierte en un acto de complicidad entre dos personas que tienen una comunicación abierta, donde existe confianza, respeto y cuidado por sus cuerpos y emociones.

El sexo con sentido se vive cuando se puede expresar abiertamente lo que se siente, piensa, desee, lo que guste o disguste; cuando se puede hablar acerca de las expectativas por la relación, de las ilusiones, de los miedos y las frustraciones que como seres humanos se pueden sentir.

Tener sexo sólo por placer también es válido para las personas que lo deseen, pero quién puede negar la sensación de vacío y soledad que se sienten al llegar a un orgasmo con una persona con la que no existe una conexión emocional. Al terminar, no se quiere ni ver, ni sentir cerca al otro.

La sexualidad debe proporcionar felicidad y no frustración, debe hacernos sentir plenos y realizados.

Debe vivirse como una experiencia de entrega, como un ejercicio de dar y recibir placer, donde cada uno encuentre su momento para disfrutar, pero donde no prime el afán por descargar la tensión sexual, sino por intimar y descubrir al otro en todos los aspectos.


MITOS DE LA SEXUALIDAD MASCULINA

Escrito por sintapujos 24-11-2015 en SEXUALIDAD MASCULINA. Comentarios (0)



Actualmente los hombres se ven sometidos a presiones sexuales por el status de ´machos´ impuesto por la sociedad. Muchos en ocasiones para no poner en entre dicho su virilidad, acceden fácilmente a tener encuentros sexuales poco satisfactorios, que pueden ser el origen de disfunciones sexuales.

Se les ha enseñado que deben estar SIEMPRE dispuestos a tener relaciones sexuales, en cualquier momento, lugar y con cualquier mujer, como si fueran unas verdaderas ´máquinas del sexo´, cuando la verdad es que los hombres también tienen deseos, miedos, preocupaciones y preferencias como cualquier ser humano.

Otra de las falsas creencias es pensar que en el sexo lo más importante es el rendimiento, por lo que para los hombres es muy importante la duración de la penetración, la dureza del pene y la cantidad de orgasmos que ellos o sus parejas puedan tener, asociando estos parámetros con la satisfacción sexual.

En realidad, con estas exigencias y con la idea de que ´no pueden fallar´ los hombres van perdiendo su capacidad de disfrutar del placer sexual y del erotismo, afectando su autoestima, al pensar que otros varones son superiores a ellos en algún aspecto del rendimiento sexual.

Otra de las presiones es responsabilizar al hombre del placer sexual femenino, por lo que existe la idea errónea de pensar que ellos deben saber todo sobre el sexo y de cómo satisfacer a una mujer, cuando lo cierto es que ni las mujeres, ni los hombres nacen aprendidos.

Lo referente a la sexualidad y al erotismo se descubre, se aprende y se perfecciona con el tiempo y con las experiencias vividas. Se van descubriendo los incitadores, inhibidores y las preferencias sexuales y se va aprendiendo sobre seducción.

Pero, cuando un hombre está con una mujer sólo para demostrar su hombría careciendo de deseo y atracción, es muy probable que no tenga un buen desempeño sexual o que no tenga una buena erección. Estas presiones muchas veces son el origen de disfunciones sexuales como la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.


HOMOFOBIA

Escrito por sintapujos 24-11-2015 en Sexualidad. Comentarios (0)



Vivimos en una sociedad que rechaza cualquier relación sentimental o sexual que no sea entre personas de sexos opuestos. Además, usamos términos despectivos y ofensivos en contra de quienes manifiestan una orientación sexual distinta.

Nos han educado con prejuicios homofóbicos, porque como sociedad rechazamos todo lo que es diferente. Pero acaso conocemos qué es el homosexualismo, qué es la orientación sexual y cómo sufren estas personas por tanto rechazo y discriminación?

Primero, debemos de saber que nadie elige ser homosexual. La orientación sexual, la atracción o el deseo que se siente por otro, no es una elección; es algo que se descubre, a veces desde la infancia, pubertad o adolescencia.

Segundo, que ser homosexual no es una enfermedad, un problema o algo que necesite ser cambiado. Más bien el problema es de la sociedad intolerante y de las personas que rechazan cualquier expresión de afecto entre personas del mismo sexo.

No comprendemos que la capacidad de amar es propia del ser humano y que las personas homosexuales se enamoran como lo hace el resto de la gente. Además, la orientación sexual no nos hace mejores o peores personas, y no hay una orientación sexual mejor que otra.

Sólo son expresiones del amor y de la sexualidad. Por lo tanto, hoy día no se habla de una sexualidad, sino de las sexualidades, porque cada persona tiene el derecho a vivir la suya sin que por eso sea rechazado o rotulado de enfermo o depravado.

Tercero, el homosexualismo es una opción de expresar la sexualidad, pero cuántas personas no la asumen por el temor al rechazo y discriminación de sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y de la sociedad en general; enfrentando solos miedos, angustias, depresiones, rechazo propio y hasta ideas suicidas.

Considerar la homosexualidad como una alternativa de vida válida es responsabilidad de la sociedad moderna. Enseñemos a nuestros hijos a respetar la diferencia y a las personas tal como son, y a no discriminarlas por su apariencia física o condición social o sexual.


EYACULACIÓN RÁPIDA

Escrito por sintapujos 24-11-2015 en Eyaculación precoz. Comentarios (0)


Uno de los problemas sexuales más frecuente en los hombres es la eyaculación precoz o rápida, que consiste en la falta de control voluntario del momento de la eyaculación, lo que les genera frustración, angustia y un impacto negativo sobre su calidad de vida y su relación de pareja.

Se habla de eyaculación rápida si ésta ocurre de forma persistente, con una mínima estimulación sexual, antes o poco después de la penetración, o antes de que el hombre lo desee..

Una de las causas de la eyaculación precoz se asocia al mal aprendizaje por la falta de control de la eyaculación desde las experiencias masturbatorias y las primeras relaciones sexuales, donde priman la falta de tiempo, el temor a ser sorprendidos o el afán por liberar la tensión sexual.

Otra de las causas es la ansiedad por el rendimiento sexual, entendida como la preocupación excesiva por no eyacular. Si el hombre está tenso por no eyacular y por no quedar mal con su pareja, no podrá percibir las sensaciones eminentes de una eyaculación.

Las causas físicas pueden ser: prostatitis (inflamación crónica de la próstata), problemas de tiroides, trastornos neurológicos, hipersensibilidad en el glande, entre otras, como el alcoholismo y tabaquismo crónico.

La mayoría de los hombres que padecen este problema prefieren no hablar del tema, no buscan ayuda, si no que optan por evitar la intimidad sexual con sus parejas lo que conlleva al deterioro de sus relaciones.

La eyaculación precoz tiene solución a través de la terapia psicosexual cuyo objetivo es brindar información correcta al paciente y a su pareja sobre el problema, reducir la ansiedad, aprender a identificar las sensaciones que preceden al orgasmo y a ser capaz de controlar su excitación sexual y su reflejo eyaculatorio.

Además, se estimula a ambos para que establezcan una buena comunicación, ya que es necesario eliminar cualquier tipo de tensión en la pareja y para que puedan descubrir prácticas sexuales diferentes al coito que les genere placer sexual.

Si tú o tu pareja sufren de este problema no les de pena, consulten que tiene solución.


INCOMPATIBILIDAD SEXUAL

Escrito por sintapujos 28-10-2015 en RELACIONES DE PAREJA. Comentarios (0)


La incompatibilidad sexual se refiere a las diferencias sexuales en la pareja. Esta falta de afinidad puede ir desde al aspecto biológico, los aspectos relacionados con el encuentro sexual, hasta con una práctica sexual en particular, que pueden generar problemas en la relación.

Una de las causas de incompatibilidad en el aspecto físico puede deberse al tamaño de los genitales, muy grandes o muy pequeños, o algunas malformaciones o dolencias que hacen imposible el coito. También incluyen las diferencias en la respuesta sexual, puesto que el hombre puede tener un orgasmo más rápido.

En cuanto a las discrepancias relacionadas con el encuentro sexual se presentan cuando la pareja no coincide con las expectativas eróticas de su compañero/a, cuando tienen diferencias en su nivel de deseo y en su ritmo sexual, o cuando gustan de distintos juegos o situaciones que los excitan.

En la prácticas sexuales pueden existir diferencias en la preferencia de posturas o en determinadas actividades que al otro pueden no gustarle (como sexo oral, anal, sadomasoquismo, etc.), por lo que es importante mantener el diálogo para saber si estos aspectos se pueden negociar.

Ante la incompatibilidad sexual la pareja debe buscar alternativas de satisfacción, como prácticas no coitales (masturbación o sexo oral), reforzar los momentos de intimidad y mantener una comunicación permanente, acerca de los juegos eróticos, las fantasías y cambios en el guión sexual, que puedan estimular el deseo y aumentar la motivación.

Se trata de que cada miembro de la pareja pueda disfrutar de la relación sexual plenamente, teniendo en cuenta que en el sexo debe haber un equilibrio entre dar y recibir placer. Por lo que se hace necesario buscar puntos de encuentro satisfactorios para ambos y llegar a acuerdos en relación con las diferencias.