EYACULACIÓN RÁPIDA

Escrito por sintapujos 24-11-2015 en Eyaculación precoz. Comentarios (0)


Uno de los problemas sexuales más frecuente en los hombres es la eyaculación precoz o rápida, que consiste en la falta de control voluntario del momento de la eyaculación, lo que les genera frustración, angustia y un impacto negativo sobre su calidad de vida y su relación de pareja.

Se habla de eyaculación rápida si ésta ocurre de forma persistente, con una mínima estimulación sexual, antes o poco después de la penetración, o antes de que el hombre lo desee..

Una de las causas de la eyaculación precoz se asocia al mal aprendizaje por la falta de control de la eyaculación desde las experiencias masturbatorias y las primeras relaciones sexuales, donde priman la falta de tiempo, el temor a ser sorprendidos o el afán por liberar la tensión sexual.

Otra de las causas es la ansiedad por el rendimiento sexual, entendida como la preocupación excesiva por no eyacular. Si el hombre está tenso por no eyacular y por no quedar mal con su pareja, no podrá percibir las sensaciones eminentes de una eyaculación.

Las causas físicas pueden ser: prostatitis (inflamación crónica de la próstata), problemas de tiroides, trastornos neurológicos, hipersensibilidad en el glande, entre otras, como el alcoholismo y tabaquismo crónico.

La mayoría de los hombres que padecen este problema prefieren no hablar del tema, no buscan ayuda, si no que optan por evitar la intimidad sexual con sus parejas lo que conlleva al deterioro de sus relaciones.

La eyaculación precoz tiene solución a través de la terapia psicosexual cuyo objetivo es brindar información correcta al paciente y a su pareja sobre el problema, reducir la ansiedad, aprender a identificar las sensaciones que preceden al orgasmo y a ser capaz de controlar su excitación sexual y su reflejo eyaculatorio.

Además, se estimula a ambos para que establezcan una buena comunicación, ya que es necesario eliminar cualquier tipo de tensión en la pareja y para que puedan descubrir prácticas sexuales diferentes al coito que les genere placer sexual.

Si tú o tu pareja sufren de este problema no les de pena, consulten que tiene solución.