Blog de Sin Tapujos

SEXUALIDAD FEMENINA

MIEDOS DE LAS MUJERES EN LA INTIMIDAD

Escrito por sintapujos 09-09-2015 en SEXUALIDAD FEMENINA. Comentarios (0)


La sexualidad puede convertirse en un tema de preocupación y de inseguridad para la mayoría de mujeres porque existen muchos temores referentes al tema. Éstos son los miedos sexuales más frecuentes de las mujeres:

1.Miedo a la desnudez: muchas mujeres se sienten incómodas a la hora de desnudarse en la intimidad por complejos con su cuerpo, lo que puede afectar su vida sexual. Se olvidan que su compañero goza al apreciar su cuerpo.

2.Miedo a no alcanzar el orgasmo: la mayoría de las mujeres sienten angustia porque no logran alcanzar el orgasmo a través de la penetración, lo que las hace sentirse frustradas. Dejar las preocupaciones y buscar otras formas de satisfacción sexual les ayudará.

3.Miedo a ser mala amante: el desempeño sexual genera angustia en muchas mujeres porque no saben si logran satisfacer a su pareja, pero hacer el amor se aprende y se perfecciona con el tiempo y con la comunicación en pareja.

4.Miedo a no sentir deseo sexual: el bajo deseo sexual puede deberse a causas físicas o psicológicas, pero lo cierto es que etapas en la vida de la mujer como el parto, la lactancia, la menopausia, y la falta de orgasmos afectan el deseo sexual.

5.Miedo a la monotonía: la mayoría de las personas le temen a la monotonía y al aburrimiento sexual. Atreverse a experimentar encuentros diferentes y a hacer uso de juguetes sexuales pueden ayudar a la pareja a salir de la rutina.

6. Miedo al embarazo indeseado: la mejor forma de protegerse es utilizando la doble protección: un método de planificación junto con el condón. Así no sólo se evita la concepción sino contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual.


LA MASTURBACIÓN FEMENINA

Escrito por sintapujos 31-07-2015 en SEXUALIDAD FEMENINA. Comentarios (0)

https://www.youtube.com/watch?v=AlF0h-wI2yw&index=3&list=PLIYr154wavu5sruTaKnt2CCNQl3iLHrEI

En nuestra sociedad la masturbación femenina ha sido considerada un tema tabú; sin embargo, este práctica sexual íntima, personal y natural, puede ser muy gratificante y acarrea muchas ventajas para la sexualidad femenina.

1.  Permite que la mujer se conozca: su cuerpo, sus zonas erógenas, dónde y cómo siente placer. La masturbación es el primer paso para tener relaciones íntimas satisfactorias; la mujer que se conoce puede expresarle a su pareja qué le gusta y desea en la cama.

2.  Facilita alcanzar el orgasmo: la mayoría de mujeres manifiestan no alcanzar el orgasmo mediante la penetración, por lo que masturbarse solas o en pareja resulta una gran alternativa para el disfrute de su sexualidad.

3.  Ayuda a reducir el estrés: la masturbación es una buena forma de despojarse del estrés y los problemas cotidianos porque permite que el cuerpo libere endorfinas, que son las hormonas que generan relajación y placer en el organismo.

4.  Fortalece los músculos pélvicos: la mujer que disfruta del sexo en solitario o en pareja y lo practica con regularidad, mantiene sus músculos pélvicos y anales fortalecidos, lo que le permite  tener una mejor condición física y alcanzar el orgasmo con mayor facilidad.

5.  Reduce los dolores menstruales: con la masturbación la sangre fluye hacia la zona pélvica, lo que alivia los síntomas del síndrome premestrual y los molestos cólicos menstruales. Además, ayuda a calmar las molestias de las infecciones urinarias, porque elimina las bacterias presentes que pueden provocarlas.

Las mujeres que disfrutan del sexo en solitario poseen mayor facilidad para alcanzar el orgasmo y pueden disfrutar de una mejor vida sexual en pareja, porque se sienten más seguras de si mismas. 


ORGASMO FEMENINO

Escrito por sintapujos 29-07-2015 en ORGASMO FEMENINO. Comentarios (0)

https://www.youtube.com/watch?v=pz--FfrTYJk

Muchas mujeres expresan no haber podido alcanzar un orgasmo, pero sabes qué es un orgasmo y qué partes de tu cuerpo intervienen en la respuesta orgásmica. Además, sabes a cuál zona de tu cuerpo se le llama el Punto G. Aquí algunas respuestas.

Para alcanzar un orgasmo se requiere de tres fases: la fase del deseo (donde sientes deseo sexual), la fase de la excitación (que se incrementa con los besos, las caricias y lubricas), y la fase del orgasmo (punto máximo de placer). Durante el orgasmo, las mujeres experimentan una serie de contracciones involuntarias, o espasmos, de la vagina y el útero que resultan muy placenteras y que pueden durar entre 30 y 50 segundos. Para que una mujer pueda llegar al orgasmo necesita de 15 a 20 minutos de estimulación (entre besos, caricias y penetración).

La respuesta orgásmica de la mujer no depende de una sola zona sino del aparato reproductor completo. El clítoris, la uretra y la vagina deben ser estimulados adecuadamente con la boca, la lengua, los dedos o con la penetración para poder inducir un orgasmo.

Las mujeres que nunca lo han experimentado pueden empezar por tocarse ellas o hacerlo en pareja, introduciendo suavemente el dedo corazón en la entrada de la vagina, haciendo un poco de presión en la parte superior y moviendo el dedo en forma circular, mientras que con el dedo gordo estimulan el clítoris. Ojo, cuando sientas ganas de orinar no detengas la sensación sino que continúa hasta que se convierta en placer.

La zona ubicada, más o menos, a tres centímetros de la entrada de la vagina, en la parte superior, es la que se conoce como el Punto G, una zona de mucha sensibilidad donde se encuentran las Glándulas de Skene, que al ser estimuladas correctamente puede propiciar orgasmos muy intensos, y en la mayoría de los casos son las responsables de la eyaculación femenina.

Las posiciones sexuales que ayudan a alcanzar el orgasmo femenino son la posición del perrito, la cucharita, el elefante, pero mientras que la mujer es penetrada, él o ella estimulan el clítoris con los dedos. También, pueden experimentar con la mujer encima del hombre acostado y ella se inclina un poco hacia atrás y comienza a moverse.

Sólo se requiere de tiempo, paciencia y curiosidad para poder experimentar un orgasmo. De lo contrario, no te sientas frustrada y busca ayuda de un especialista.