Blog de Sin Tapujos

LA COMUNICACIÓN SEXUAL

Escrito por sintapujos 24-09-2015 en Sexualidad humana. Comentarios (0)



Los problemas sexuales surgen en la pareja por falta de comunicación de las necesidades y gustos en la intimidad. Muchas parejas conviven durante años y nunca hablan de su vida sexual, pero la comunicación es uno de los elementos más importantes si se quiere lograr la plenitud sexual.

La comunicación sexual está basada en el diálogo y en el interés mutuo en las necesidades de la pareja. Interesarse por el tipo de caricias y besos que más la estimulan, qué posición le causa más placer y si logra llegar o no al orgasmo deben ser temas de conversación.

Para fortalecer la comunicación sexual se debe dejar a un lado los miedos y la vergüenza. En nuestra sociedad no se recibe una adecuada educación sexual, por lo que hacer el amor se aprende y perfecciona en pareja a través del diálogo. El diálogo nos lleva a la complicidad.

Una vida sexual exitosa se obtiene por medio de la comunicación. Expresar abiertamente lo que nos gusta o no, abre el camino para conversaciones necesarias en pareja. Y no se refiere solo a hablar durante el sexo, sino propiciar espacios de diálogo sobre el tema.

Hablar con la pareja sobre los problemas sexuales como la falta de deseo, la incapacidad para alcanzar el orgasmo, la insatisfacción sexual, la disfunción eréctil y la eyaculación precoz o tardía, etc., ayudará a encontrar una solución en conjunto y evitará que la pareja se aísle.

Para disfrutar plenamente de la sexualidad se requiere desinhibirse física y mentalmente con la pareja, dejar el pudor, dar rienda suelta a la creatividad, lo que contribuye a mejorar la comunicación y a fortalecer la confianza.

La convicción de que en mutuo acuerdo todo es válido para el goce de la sexualidad, es el mejor elemento para avanzar en el diálogo, el goce pleno de la sexualidad y la comunicación en todas las áreas de la relación. Sin duda alguna, la sexualidad es el mejor ejercicio de comunicación en pareja.


VALORES SEXUALES

Escrito por sintapujos 09-09-2015 en Sexualidad humana. Comentarios (0)


Tener relaciones sexuales no es únicamente un acto físico. La sexualidad involucra sentimientos, emociones, afectos, ilusiones y expectativas, por lo que las personas pueden salir lastimadas. La solución a los problemas sexuales como el embarazo indeseado, las enfermedades de transmisión sexual, entre otros, no se solucionan sólo con el uso de métodos anticonceptivos o del condón, también es importante enseñar valores referentes a la sexualidad:

1. El respeto: aprender a respetar mi cuerpo y el de los demás es uno de los principios de la sexualidad. El cuerpo no es un agente socializador, no debo dejar tocar mi cuerpo sólo para alcanzar la aceptación o el afecto de otros. Recuerda: quien verdaderamente te ama, te respeta.

2. La autoestima positiva: aprender a amarse a sí mismo es fundamental para la vida sexual. En la medida que me amo, me cuido y no me involucro sexual ni afectivamente con cualquiera. Reconocer el valor propio nos ayuda a no dejarnos pisotear, ni chantajear por los demás.

3. La integridad: algo muy importante en la vida es aprender que los valores y principios personales no son negociables, por lo que es importante aprender a decir NO, cuando no queremos o no nos gusta algo. Muchas personas sienten miedo a decir NO por el temor al rechazo, y la vida sexual no es la excepción.

4. El autocuidado: cuando una persona se ama, se respeta, se valora, definitivamente se cuida. Y en la sexualidad debemos cuidarnos no sólo física sino también emocionalmente, para no salir heridos y no tener consecuencias adversas.

5. La honestidad: en la vida sexual debemos ser honestos respecto a nuestros sentimientos, no debemos mentir, ni jugar con los afectos de los demás. Si sólo queremos sexo debemos decirlo y no prometer amor cuando no se siente. No se debe mentir por tener un rato de placer.


MIEDOS DE LAS MUJERES EN LA INTIMIDAD

Escrito por sintapujos 09-09-2015 en SEXUALIDAD FEMENINA. Comentarios (0)


La sexualidad puede convertirse en un tema de preocupación y de inseguridad para la mayoría de mujeres porque existen muchos temores referentes al tema. Éstos son los miedos sexuales más frecuentes de las mujeres:

1.Miedo a la desnudez: muchas mujeres se sienten incómodas a la hora de desnudarse en la intimidad por complejos con su cuerpo, lo que puede afectar su vida sexual. Se olvidan que su compañero goza al apreciar su cuerpo.

2.Miedo a no alcanzar el orgasmo: la mayoría de las mujeres sienten angustia porque no logran alcanzar el orgasmo a través de la penetración, lo que las hace sentirse frustradas. Dejar las preocupaciones y buscar otras formas de satisfacción sexual les ayudará.

3.Miedo a ser mala amante: el desempeño sexual genera angustia en muchas mujeres porque no saben si logran satisfacer a su pareja, pero hacer el amor se aprende y se perfecciona con el tiempo y con la comunicación en pareja.

4.Miedo a no sentir deseo sexual: el bajo deseo sexual puede deberse a causas físicas o psicológicas, pero lo cierto es que etapas en la vida de la mujer como el parto, la lactancia, la menopausia, y la falta de orgasmos afectan el deseo sexual.

5.Miedo a la monotonía: la mayoría de las personas le temen a la monotonía y al aburrimiento sexual. Atreverse a experimentar encuentros diferentes y a hacer uso de juguetes sexuales pueden ayudar a la pareja a salir de la rutina.

6. Miedo al embarazo indeseado: la mejor forma de protegerse es utilizando la doble protección: un método de planificación junto con el condón. Así no sólo se evita la concepción sino contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual.