Blog de Sin Tapujos

INCOMPATIBILIDAD SEXUAL

Escrito por sintapujos 28-10-2015 en RELACIONES DE PAREJA. Comentarios (0)


La incompatibilidad sexual se refiere a las diferencias sexuales en la pareja. Esta falta de afinidad puede ir desde al aspecto biológico, los aspectos relacionados con el encuentro sexual, hasta con una práctica sexual en particular, que pueden generar problemas en la relación.

Una de las causas de incompatibilidad en el aspecto físico puede deberse al tamaño de los genitales, muy grandes o muy pequeños, o algunas malformaciones o dolencias que hacen imposible el coito. También incluyen las diferencias en la respuesta sexual, puesto que el hombre puede tener un orgasmo más rápido.

En cuanto a las discrepancias relacionadas con el encuentro sexual se presentan cuando la pareja no coincide con las expectativas eróticas de su compañero/a, cuando tienen diferencias en su nivel de deseo y en su ritmo sexual, o cuando gustan de distintos juegos o situaciones que los excitan.

En la prácticas sexuales pueden existir diferencias en la preferencia de posturas o en determinadas actividades que al otro pueden no gustarle (como sexo oral, anal, sadomasoquismo, etc.), por lo que es importante mantener el diálogo para saber si estos aspectos se pueden negociar.

Ante la incompatibilidad sexual la pareja debe buscar alternativas de satisfacción, como prácticas no coitales (masturbación o sexo oral), reforzar los momentos de intimidad y mantener una comunicación permanente, acerca de los juegos eróticos, las fantasías y cambios en el guión sexual, que puedan estimular el deseo y aumentar la motivación.

Se trata de que cada miembro de la pareja pueda disfrutar de la relación sexual plenamente, teniendo en cuenta que en el sexo debe haber un equilibrio entre dar y recibir placer. Por lo que se hace necesario buscar puntos de encuentro satisfactorios para ambos y llegar a acuerdos en relación con las diferencias.


SEXO ANAL

Escrito por sintapujos 28-10-2015 en Sexualidad. Comentarios (0)

https://www.youtube.com/watch?v=MDtz5cdkaEs&list=PLIYr154wavu5sruTaKnt2CCNQl3iLHrEI

La mayoría de los hombres tienen entre sus fantasías sexuales realizar el sexo anal con sus parejas, tema que es un completo tabú, pero muchos se abstienen tan sólo de proponerlo por el temor al rechazo o de ser tachados de enfermos.

Una de las principales causas por las que las mujeres se niegan a practicarlo es porque duele, lo que es un mito. El sexo anal duele si la persona no se relaja y si no usa lubricante con un poco de anestésico, como los que venden en las tiendas de sexo, porque el esfÍnter anal es estrecho y no lubrica como lo hace la vagina.

Ningún tipo de sexo debe doler. El dolor sólo indica que el ano no está bien relajado y abierto, y es un mensaje del cuerpo que está pidiendo más suavidad o más tiempo. Para tener sexo anal se deben olvidar los afanes, el sexo brusco y debe penetrarse a la pareja con mucha suavidad para evitar cualquier molestia.

Para acostumbrar al ano a la sensación de ser penetrado se pueden usar dilatadores anales. Sólo se hecha un poco de lubricante al dilatador y al ano y se deja por unos minutos mientras éste dilata. Esto va a favorecer la penetración y la relajación del esfínter.

Este ejercicio puede realizarse en pareja y el hombre también puede ser penetrado con objetos sexuales, así puede estimularse la glándula prostática lo que genera gran placer en algunos hombres. Como en cualquier tipo de sexo se recomienda siempre el uso del condón desde el principio de la penetración para evitar cualquier infección.

Si se atreven a practicar el sexo anal lo importante es que los dos compartan las ganas de hacerlo y se sientan tranquilos con la decisión. En la sexualidad todo lo que se haga debe ser de común acuerdo y no por obligación o sólo por darle gusto a la pareja, sino que ambos deben disfrutarlo plenamente.


USO DEL PRESERVATIVO

Escrito por sintapujos 14-10-2015 en RELACIONES SEXUALES. Comentarios (0)


El uso del preservativo es fundamental para el cuidado propio y el de la pareja tanto como método anticonceptivo como para prevenir el contagio de Enfermedades de Transmisión sexual; sin embargo, muchas personas se niegan a usarlo con la excusa que no sienten lo mismo, una percepción más psicológica que real.

Esta resistencia se da porque no existe una relación amigable entre el uso del preservativo y el placer sexual. Para muchos el acto de colocar el condón implica un corte del acto sexual, donde hay un antes y un después, y no una continuidad del placer.

Por lo tanto, la puesta del preservativo debe ser parte del juego erótico de la pareja. Debe verse como un elemento que le da intimidad, innovación y diversión a la relación, ya que existen condones de sabores, olores y distintas texturas y al colocarlo se puede jugar con él.

Para erotizar la puesta del condón es bueno tenerlo al alcance de la mano y variar las formas de ponerlo.

Por ejemplo, la mujer puede subirse sobre el abdomen de su pareja de espaldas y colocar su pene entre sus pechos para provocar un agradable roce, después entre sus dedos pone unas gotas de lubricante (frío y/o caliente) mientras masajea su glande y coloca el condón como un sombrerito sobre éste; luego con una ligera presión baja el condón hasta cubrir el miembro por completo, mientras deja deslizar sus manos hasta sus testículos y sigue rozando el pene con sus senos.

La clave está en la mezcla húmeda y el calor que genera la piel al tacto y al contacto, y así evitar que la erección se pierda por la puesta del condón. Otras mujeres más versadas en las artes amatorias aprenden a colocar el condón con sus bocas lo que también resulta bastante estimulante para el hombre.

Lo cierto es que tanto hombres como mujeres deben practicar diversas formas de puestas del condón y utilizarlo en todas las relaciones sexuales y desde el comienzo de la penetración vaginal o anal para disfrutar de un sexo seguro.


¿CÓMO COLOCAR EL CÓNDÓN CON LA BOCA?

Saca el preservativo del empaque, colócalo en tu boca presionando con firmeza la bolsita que está en la punta entre los labios. Éstos deben estar cubriendo los dientes para evitar que el condón se rompa. 

Acerca tu boca al pene en erección de manera que el centro del glande, es decir, la punta o cabeza del pene, quede situado en el centro del preservativo. Una vez en esta posición, ve desenroscando el preservativo con los labios sobre el glande hasta llegar a cubrirlo por completo.

Ejerce un poco de presión sobre la base del glande en la parte más hendida del pene para asegurar que el condón quede bien ajustado. Hazlo con suavidad ya que en esta zona se encuentran la mayoría de terminaciones nerviosas del pene y así le generarás un enorme placer a tu pareja.

Ahora es el turno de ir desenroscando el preservativo con los labios hacia la base del pene. Si tienes dificultades, ayúdate con una mano pero nunca uses los dientes. No olvides hacerlo con sensualidad y acompañando el movimiento con unas deliciosas caricias eróticas.

Poner un preservativo con la boca puede parecer complicado en un inicio, pero todo es cuestión de práctica. ¡Anímate a probar y a sorprender a tu pareja en la intimidad! Si lo prefieres, puedes disfrutar mucho más usando condones con sabor que son ideales para la estimulación oral. También puedes probar con el anillo vibrador, que mantiene en su lugar el preservativo y a la vez estimulará el pene de tu pareja y tu clítoris.



JUGUETES SEXUALES

Escrito por sintapujos 07-10-2015 en Sexualidad. Comentarios (0)


https://www.youtube.com/watch?v=4cT92P78ACo&index=4&list=PLIYr154wavu5sruTaKnt2CCNQl3iLHrEI


El encuentro sexual debemos considerarlo como un juego de adultos. Podemos jugar con nuestros cuerpos, o ser ingeniosos e inventarnos técnicas u objetos con los que podamos jugar y hacer novedosa la experiencia. Cualquier objeto que utilicemos para proporcionar placer sexual puede considerarse un juguete sexual.

El propósito de cualquier objeto es darle diversidad y novedad al encuentro sexual. Cuando algo es novedoso lo disfrutamos mucho más y nos proporciona más placer. Innovar es una buena forma de mantener la pasión con nuestra pareja.

Objetos como cepillos, peinetas, pinzas para el cabello, interiores de encaje, medias, plumas, etc., pueden servirnos para la estimulación táctil en pareja. Experimentar con distintos objetos y texturas para acariciarnos y recorrernos el cuerpo puede proporcionarnos sensaciones muy placenteras.

Asimismo, el celular es un objeto que puede proporcionar placer. Ponlo en vibración y estimula con él las zonas más sensibles de tu pareja. Y el enjuague bucal puede ser un buen aliado a la hora del sexo oral, hacer buches antes de explorar con la boca a tu pareja suele ser muy agradable.

De otro lado, en las tiendas de sexo existen múltiples alternativas de juguetes sexuales, como los anillos vibradores que facilitan la estimulación del clítoris durante la penetración. También, existen una variedad de vibradores y masturbadores para mujeres y hombres, que si abrimos nuestra mente, se convierten en aliados en la relación sexual.

Sólo es buscar los que se ajusten a nuestros gustos y necesidades y atrevernos a utilizarlos.