LA LIPOTUSA

Escrito por sintapujos 13-02-2017 en Pareja. Comentarios (0)

https://www.youtube.com/watch?v=_Hp40uQjnkc&list=PL_TMRT2FMf2XTp9s1tUYD3DnU96aPMiBi&index=3

Todos los que en algún momento hemos pasado por una “tusa” o un despecho sabemos que es la forma más efectiva, pero poco recomendable, de perder peso. Cuando estamos en el desamor nos entregamos a la pena, a morirnos de hambre y las lágrimas se convierten en nuestro único alimento.

Esta huelga inconsciente de hambre se da porque en esos momentos de dolor la vida carece de sentido. No tenemos ánimos para nada, ni para comer. Este estado de tristeza profunda nos suprime el apetito y nos hace perder kilos en forma rápida. Es así, como reducimos medidas, aparecen las ojeras y nos vemos enfermos.

Este comportamiento de ninguna manera es una reacción exagerada, ya que el sentimiento de terminar una relación puede compararse con la muerte de un ser querido, aunque es otra clase de pérdida, genera también un duelo que sólo lo siente quien lo vive.

Cuando estamos despechados no queremos tener contacto con otras personas, nos sumergimos en los recuerdos, revisamos fotos, hacemos seguimientos por las redes sociales y el whatsapp. Actos que acompañamos con mucho llanto, poco alimento, y a veces con alcohol, el responsable que perdamos la dignidad que nos queda, cuando nos da por hacer llamadas o escribir mensajes en la madrugada.

Así como el alcohol es un mal consejero para pasar un desamor, pensar que un clavo saca otro clavo también lo es. Refugiarnos en otros brazos para buscar consuelo o tener sexo por venganza puede percibirse como un verdadero castigo. Cuando estamos en un duelo, el deseo sexual disminuye y nos sentimos anestesiados, es por eso que pensar en tener sexo con otra persona diferente nos angustia.

La buena noticia es que nadie se muere de amor y la tusa no es eterna. Aunque es una etapa difícil, se supera. Sólo necesitamos ocuparnos de nosotros, centrarnos en nuestros proyectos, hacer ejercicio y salir al ruedo nuevamente, pero debemos tener cuidado porque el apetito se recupera así como los kilos perdidos.

Contacto: 
Facebook: Ana Cristina Mallarino/figura pública 
Instgram: @anamallarino
anacristinamallarino@hotmail.com